Michoacán y el necesario cumplimiento a la normatividad ambiental del estado

No olvides presentar tu Cédula de Operación Anual (COA) 2022 a partir del 1° de marzo
agosto 1, 2023
La invasión de los residuos plásticos en México
agosto 1, 2023

Desde 1980, el estado de Michoacán —la quinta entidad con mayor biodiversidad en México— ha perdido casi la mitad de su cobertura forestal, debido a cambios de uso de suelo, incendios forestales provocados y por la tala legal e ilegal que se realiza en la zona, así lo dio a conocer la Secretaría Estatal de Medio Ambiente de Michoacán. A estos datos, se suma el hecho de que durante 2022 incrementó abruptamente la destrucción de los ecosistemas naturales y por consecuencia la degradación de la calidad de vida de la población.

En este sentido, la sobreexplotación de recursos forestales y el cambio de uso de suelo han ocasionado que los cuerpos de agua de Michoacán también se vean afectados debido a su inmediata correlación. Ejemplo de ello es el Lago de Cuitzeo, que era considerado el segundo cuerpo lacustre más grande de México, y que actualmente se encuentra en decadencia. 

Pero el panorama es aún más desalentador para el Lago de Pátzcuaro, el cual ha perdido una sexta parte de sus dimensiones totales, además de la grave contaminación que le aqueja. Asimismo, el Lago Zirahuén también presenta altos niveles de contaminación por los productos químicos que utiliza el sector agrícola e industrial.

Y es que, los daños a estos recursos hídricos y forestales se deben en un gran porcentaje, al impacto de la actividad agroindustrial, como el cultivo de aguacate, maguey, entre otros, que ha deforestado miles de hectáreas debido a su siembra, provocando también que se acumulen miles de toneladas de fertilizantes y aguas residuales. También el uso de agroquímicos ha ocasionado la proliferación de algas en la mayoría de los cuerpos de agua del Estado. 

Aunado a esto, la expansión del sector inmobiliario y la falta de responsabilidad ambiental de otros sectores, están arrasando con los recursos naturales, debido a la construcción desproporcionada de fraccionamientos o centros comerciales, así como la alta contaminación y sobreexplotación de las aguas subterráneas de la zona.

Lo anterior, obliga a la toma de decisiones desde el ámbito gubernamental en colaboración con la sociedad, para frenar el impacto de los actores económicos que promueven el cambio de uso de suelo y la instalación de huertas ilegales con urgencia. Además, el cumplimiento de la normatividad ambiental del Estado, deberá ser una realidad para Michoacán, por ello la consultoría legal en esta materia se convierte en la mejor arma para combatir el desenfrenado impacto medioambiental.

This will close in 0 seconds